Sobre Vet&Cello 

De pequeño empecé a tocar piano y tenía el deseo de ser director de orquesta. Pero, por esa autoridad paternal de la época, estudié Veterinaria (mi otra pasión) sin dejar nunca la música de lado. He tocado y sigo tocando en la calle, en Ramblas, en casas de particulares, restaurantes, etc. Nunca se ha de perder el optimismo y quizás un día llegue a tocar a la Scala de Milán o Metropolitan de New York.

Mi casa es un «museo de instrumentos» puedo salirte hoy con flautas, pero mañana con: acordeones, trompetas, guitarras, sintetizadores, harmónicas, maracas, violines, chelos, etc. Estudié 3 años violín y de repente cayó en mis manos un Violonchelo francés para la clase media con 100 años de vida y 30 años sin ser tocado. Se llama «El sabio Cairó« en honor a su primer propietario. Estaba agrietado por todas partes y lo plastifiqué de celo en sus laterales estropeados. Así lo toqué durante casi un año y medio. Finalmente yo mismo lo restauré con láminas de madera de Balsa consiguiendo una correcta sonoridad. No es un Stradivarius, pero juntos hemos renacido para tocar y disfrutar.

Desde hace poco, dispongo de un nuevo chelo hecho en Madrid llamado «Velocce» (rápido en italiano). Es una belleza!!. Tiene un barniz de madera clara envejecida que le da mucha personalidad y su proyección de sonio es magnífico. Todos mis instrumentos tienen anécdotas y una historia como mi primer chelo, pero «Velocce» la tiene también y desde el primer día: a) En su interior en su caja de resonancia hay una etiqueta con una dedicatoria personal de Pedro mi luthier y además, b) con el Ave, muy «velocce» fui a Madrid a buscarlo y tres horas más tarde, muy «velocce» volví a Girona con una joya sobre mis hombros. Llevo unos años incisivamente estudiando este instrumento y con ellos dos seguiré mi carrera musical.

En MENÚ/Anécdotas: Fotos históricas y curiosidades de «el sabio Cairó» i «Velocce»


Mil gracias a:

MARIO: 2 años profesor de solfeo. Gracias por su insistencia a enseñarme las claves de Sol, Fa y Do. Estas claves son demonios cuando uno ya tiene más de 40 años!!!. DIONÍS: 3 años profesor de violín. Su filosofía sana y tranquila de la vida, la aplica siempre en su música y docencia. Nuestras interpretaciones a dúo eran divertidísimas !!!. DEBORA: 3 años profesora de Chelo, muy exigente , minuciosa y maravillosa al mismo tiempo. Con ella conseguiré ser un buen chelista y mejoraré aun más al reanudar las clases de nuevo. MARC: 1 año alumno de violín. Le agradezco su confianza por escogerme como profesor y enseñarle todos mis conocimientos aprendidos. Observar como su técnica y sonoridad mejoraba al tocar era un placer. Con todos ellos, hemos realizado las clases en mi Clínica veterinaria Veterhouse, ya que mi condición de veterinario no me permite salir de ella durante todo el día.

Gracias a mis luthiers. XAVIER Ruiz de Girona, Llagostera. Gran conocedor de la música. En su casa solo se respira notas de música. Cuando estás conversando con el, te sientes observado por miles de fantasmas convertidos en instrumentos que te rodean por todos lados. PEDRO Ruiz del Arbol de Madrid. Es espontaneo, jovial, muy amable y didáctico. Es una promesa de la construcción de violines i violonchelos en España. Con sus manos y su pasión ha construido mi segundo Cello: Velocce.

Vet&Cello

Mil gracias también a las hermanas Rosa Mª y Sílvia Cairó por regalarme el Chelo de su padre que lo han guardado durante 30 años. Luís Cairó Soms fué un gran músico y pintor de Figueres, del mismo pueblo y generación de Salvador Dalí. Si sus hijas no me lo hubieran regalado, quizás nunca hubiera descubierto a este majestuoso instrumento.

Deseo que disfruten conmigo. La música es emoción, es amor, es unión, alegría y pasión. Si deseáis seguirme, Bienvenidos!!!.

Love Animals & Love Music

Marc Ros de Vilallonga

Translate »